Ruiz de Albornoz

Las piedra armera del siglo XVIII que remata la Casa de los Ruiz de Albornoz en Villar de Cañas fue descrita por Félix de Rújula, Cronista de Armas, de número, de Su Majestad Alfonso XIII, en certificación expedida a Zacarías Ruiz de Albornoz el 14 de marzo de 1882, de la siguiente manera:

"En campo de oro un castillo de piedra almenado, adjurado de gules y donjonado de una torrecilla; y saliendo de ella un perro de su color con espada desnuda en su mano, y bordura gules con ocho cruces patés de oro".

Los Ruiz de Albornoz, fueron una de las escasas familias que, avecindadas en Villar de Cañas, litigaron en la Real Chancillería de Granada su condición de nobleza. Procedían de Alvar Ruiz, vecino de Hinojosos de la Orden de Santiago a quien se le había concedido privilegio de hidalguía en el siglo XV y a partir del matrimonio de su bisnieto Alonso Ruiz llamado "el viejo", con María Reillo de Albornoz se formó el apellido en su forma compuesta RUIZ ALBORNOZ.

Como ocurre en otros apellidos compuestos se ha localizado documentalmente a sus miembros con el apellido simplificado de "Ruiz" (utilizado por ejemplo en los registros de los libros parroquiales de Villar de Cañas) o el de "Albornoz" (como suele aparecer en las fuentes bibliográficas). Sólo como ALBORNOZ fue adoptado por la mayoría de los descendientes desde el siglo XIX, habiendo con ello prácticamente caído en desuso su forma compuesta.

El mencionado origen hidalgo de los Ruiz (nobleza de sangre), facilitó que muchos de los descendientes de Alvar Ruiz ingresasen en los siglos subsecuentes en corporaciones que requerían comprobar la calidad del linaje (colegios mayores, Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición) y en el Ejército, llegando casi todos ellos a formar parte del cuerpo de oficiales. Aquellos que permanecieron dentro de la sociedad civil -en muchas ocasiones con un marcado entorno rural-, realizaron una selectiva política matrimonial, vinculándose a familias como los Moreno, Serrano, Gutiérrez, Fernández de Luz, Vallejo, Saiz, Sánchez-Pinedo, entre otros, cuando no practicaron una considerable endogamia a fin de asegurar el patrimonio territorial.

Los Ruiz de Albornoz, habitaron en Villar de Cañas desde mediados del siglo XVI, llegando en el siglo XVIII a construir sus casas principales en el antiguo barrio de Ana Carrizo (más tarde calle del mismo nombre). No es extraño que varias de las casas en dicha vía pública recibiesen el nombre de "las de Albornoz", pues numerosas fueron las familias nucleares que de este linaje convivieron temporalmente en Villar de Cañas. Sin embargo de entre las diferentes propiedades así llamadas destaca por su monumentalidad y factura la casa blasonada con el escudo de armas de la familia, marcada con el número 12 de la ahora calle de María Luisa Vallejo; propiedad que tras varias generaciones, Rosario Parrilla Sanchiz, ha conservado y mejorado notablemente. El escudo de armas fue reproducido por Ramón Pardo Ruiz en su libro Historia y cosas de Villar de Cañas (véanse fotografías en /gonz1/monu.htm y /gonz2/arquitectura.htm).

Las lagunas de información que presentan los Archivos en Villar de Cañas (Archivo Municipal y el Archivo Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción) como consecuencia de las Guerras Carlistas y la Guerra Civil Española, impiden presentar una mayor reconstrucción familiar de este linaje. A ello se suma una dispersión geográfica por Hinojosos de la Orden de Santiago, Solera, El Congosto, Chillarón y Palomares del Campo, con similares problemas de conservación documental y una considerable homonimia fruto también de la endogamia mencionada.

Los resultados aquí expuestos conjuntan los esfuerzos de búsqueda documental realizada por Fernando Saiz y Luca de Tena en la Chancillería de Granada, en el Archivo del Monasterio de Guadalupe, en el Archivo Histórico Nacional, Sección Universidades, relativa a varios expedientes colegiales en Alcalá de Henares (San Clemente Mártir, Málaga, San Felipe y Santiago) y en el Archivo General Militar de Segovia; y los de Javier Sanchiz Ruiz que procesó la información localizada en el Archivo Diocesano de Cuenca, en el Registro Civil de Villar de Cañas y parte de los del Archivo Parroquial de dicha localidad. Somos conscientes de la necesidad de explotar a fondo varios de estos repositorios documentales, así como los dispersos protocolos notariales y las dispensas matrimoniales del Archivo Diocesano de Cuenca, a fin de completar esta investigación. Confiamos que futuras investigaciones permitirán filiar correctamente a los mencionados al final del presente artículo, ampliar la reconstrucción familiar y conectar este estudio con el de otros grupos familiares estudiados.

 

El origen documentado de esta familia parte de

 

I. ALVAR RUIZ. Fue vecino de la Villa de Hinojoso (también llamada Hinojosos) de la Orden de Santiago, a quien el rey Juan II concedió privilegio de hidalguía por Real Cédula firmada en Toledo el 6 de abril de 1451, refrendada por don Fernando Díaz de Toledo, en consideración a sus "muchos y buenos" servicios. Luis Vilar y Pascual en su Diccionario Histórico Genealógico y Heráldico de las familias ilustres de la Monarquía Española, Madrid, 1860, Vol. 3, p. 174, dice que este señor se llamó Álvaro Ruiz de Ávila (desconocemos el origen de la información, que no concuerda con los documentos localizados). Asimismo dice que el Real Privilegio concedido establecía que sus hijos e hijas y a los que de ellos vinieran y descendieran se les tuviera por hijos-dalgo notorios de solar conocido. Casó con CONSTANZA RUIZ. Señora, que fue vecina de Hinojosos de la Orden de Santiago y testó en Almonacid del Marquesado el 4 de junio de 1465 ante Juan Ramos. Fundó capellanía en Hinojoso de la Orden de Santiago. Fueron padres de los siguientes hijos:

 

II. GARCÍA RUIZ Y RUIZ. Llamado también García Ruiz Urbano. Vivió avecindado en Hinojosos de la Orden de Santiago, en donde ejerció como escribano. El rey don Fernando V le confirmó el privilegio dado a su padre por Real Cédula despachada en Madrid el 18 de marzo de 1478, merced que fue nuevamente confirmada por los Reyes Católicos por Real Cédula firmada en Sevilla el 9 de mayo de 1490. Casó con doña MAYOR MORUGUER y tuvieron los siguientes hijos:

 

III. SANCHO RUIZ. Fue natural de Hinojosos de la Orden de Santiago. Se trasladó a vivir a Villar de Cañas y allí testó el 22 de noviembre de 1562 ante Juan Valero, escribano de Villarejo de Fuentes, por el que mandó ser sepultado en Villar de Cañas en la sepultura que señalare su esposa; por carecer él como Albornoz de una en dicha parroquia y ser natural de Hinojosos. Mandó asimismo decir misas por sus padres y abuelos paternos. Contrajo matrimonio con ELVIRA SAIZ y tuvieron un solo hijo, que fue declarado heredero universal en el testamento de su padre:

 

IV. ALONSO RUIZ "el viejo". Nació en Villar de Cañas en la primera mitad del siglo XVI. Fue familiar del Santo Oficio. Casó con MARÍA REILLO ALBORNOZ, nacida en La Parrilla (hija de Miguel de Reillo, nacido en La Parrilla y de doña María de Albornoz, natural de Montalbanejo). (Fue hermana del canónigo Albornoz, fundador del Monasterio de Religiosas de San Pedro en Cuenca y de Juan Reyllo, natural de Villar de Cañas casado con Catalina de la Plaza y avecindados en Montalbo, señores estos últimos que testaron el 26 de octubre de 1560 ante Bernabé de Montemayor, escribano de Montalbo dejando una memoria de deudas y legados. En dicho documento mandan ser sepultados en la Iglesia de Santo Domingo de la villa de Montalbo, en la sepultura donde se encuentra el cuerpo de Juana de la Plaza, madre de ella. Por dicho documento instituyeron patronazgo de todos sus bienes nombrando patrón del mismo a Juan de Montoya -hermano de Catalina de la Plaza- marido de Leonor Pérez, vecino de Montalbo y después de sus días a su hijo Pedro de Montoya y a su hija María de Montoya). En 1560 estaba pendiente la partición de bienes maternos con sus hermanos, según escritura que pasó ante el escribano Alonso de Albornoz y en la que se describen bastantes propiedades rurales. Fue nombrada albacea testamentaria de su hermano Juan Reyllo. Fueron vecinos de Villar de Cañas y tuvieron los siguientes hijos:

 

V. PEDRO RUIZ DE ALBORNOZ, "el viejo". Su tío Juan Reyllo, destino para sus hijas un año de renta. Fue familiar del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición. Casó en Montalbanejo el 7 de febrero de 1571 con MARÍA SAINZ GUERRERO [también llamada María Sánchez]. Fueron padres de:

 

VI. PEDRO RUIZ DE ALBORNOZ, "el mozo". Nació en Villar de Cañas y fue allí bautizado el 12 de febrero de 1582, apadrinado por Alonso Sánchez de Cuenca. Fue familiar del Tribunal del Santo Oficio, y como tal solicitó en 1607 que se le guardase la exención en el repartimiento de soldados (ADCu, Inquisición, Leg. 693. Exp. 209). Ya difunto en 1646. Casó en Villar de Cañas el 4 de septiembre de 1611 con ANA DEL OLMO NUÑEZ, nacida en Villar de Cañas y allí bautizada por el presbítero y maestro Lino de Benita, el 20 de diciembre de 1581, apadrinando el acto Diego Núñez (Fol. 79). Ana del Olmo fue hija de Diego del Olmo [también llamado Pedro o Domingo], ya difunto en 1611 y de su primera mujer María Núñez, nieta de Domingo del Olmo y de Ana de Villanueva y sobrina de Martín del Olmo y de María del Olmo, quien fundó una capellanía de misas en Villar de Cañas, y cuyo expediente permitió parte de la presente reconstrucción genealógica). Fueron padres de:

 

VII. MARCOS RUIZ DE ALBORNOZ OLMO. Nació en Villar de Cañas y fue bautizado por el licenciado Juan de Benita, teniente de cura, siendo apadrinado por el Lic. Alonso Ruiz de Albornoz el 20 de mayo de 1613 (Fol. 220). Fue familiar del Tribunal del Santo Oficio. Falleció en Villar de Cañas el 7 de octubre de 1684, bajo de testamento otorgado ante Juan de Saldaña. Casó en Villar de Cañas –impartiendo el sacramento el Licenciado Alonso Ruiz de Albornoz, clérigo presbítero- el 5 de septiembre de 1643 (Fol. 108) - y velaciones nupciales el 1 de septiembre de 1646- con JUANA RUBIO, nacida en Villar de Cañas y allí bautizada el 21 de diciembre de 1622 (hija de Antón Rubio, nacido en Villar de Cañas y allí bautizado el 1 de abril de 1571 y de Juliana Pérez de la Serna, nacida en Villar de Cañas y allí bautizada el 22 de abril de 1581, vecinos de Villar de Cañas en donde casaron el 17 de abril de 1602 y ambos ya difuntos en 1643. Nieta paterna de Francisco Millán y de Águeda Rubio y nieta materna de Francisco Barchín y de María Pérez). Juana Rubio falleció en Villar de Cañas el 15 de febrero de 1690. Fueron padres, al menos, de los siguientes cinco hijos:

 

VIII. FRANCISCO RUIZ DE ALBORNOZ Y RUBIO. Nació en Villar de Cañas el 30 de marzo de 1658 y fue bautizado por el teniente de cura Francisco del Río el 9 de abril, siendo apadrinado por el licenciado Francisco Ruiz [de Albornoz] (fol. 60). Casó en Villar de Cañas el 2 de junio de 1677 -impartiendo la ceremonia con licencia del señor cura el Lic. Juan Herráiz Rodrigo (fol. 55)- con su pariente en cuarto grado de consanguinidad y precedida la dispensa necesaria- ISABEL MARTÍNEZ DEL OLMO [Isabel Martínez Moreno, Isabel Morena, e Isabel del Olmo] (hija de Alonso Martínez Moreno y de Isabel del Olmo). Fueron padres, al menos, de:

 

IX. FRANCISCO RUIZ DE ALBORNOZ MARTÍNEZ [Francisco Ruiz Albornoz Moreno Martínez]. Nació en Villar de Cañas y allí bautizado el 9 de octubre de 1683, siendo apadrinado por Alonso Serrano Moreno. Pasó, desde muy niño, y probablemente en compañía de sus padres, a residir a la villa de Solera, donde casó y falleció, sin regresar a Villar de Cañas. Contrajo matrimonio en Solera el 6 de febrero de 1702 con JUANA REILLO Y LÓPEZ [Juana Reillo y Parrilla], nacida en Solera el 24 de septiembre de 1669 (hija de Pedro de Reillo y de Quiteria López, vecinos de Solera), quien viuda casó en segundas nupcias con Bartolomé Herraiz. Del matrimonio Ruiz de Albornoz-Reillo, nacieron, al menos, los siguientes dos hijos:

 

X. PEDRO RUIZ DE ALBORNOZ Y REILLO. Nació en Solera y allí bautizado el 23 de febrero de 1712. Fue destinado por sus padres para la carrera eclesiástica, y como tal llegó a ser clérigo de corona y grados y asistió al Seminario de San Julián de Cuenca. En 1725 tenía por tutor a Bartolomé Herráiz, vecino de Solera, y era cursante en la Universidad de Valencia. Otorgó poder en Valverde el 14 de noviembre de 1725 a favor de Francisco Herbias Aguirre ante Alonso Martínez de Herráiz, vecino de Solera; y el 27 de noviembre de 1725 estando en Valencia otorgó poder a Lucas Xaques Molina, ante Blas de la Torre, ambos instrumentos a fin de opositar a la capellanía que había vacado por muerte de Juan Simón del Campo, clérigo de menores y había fundado María del Olmo (ADCu Capellanías 284-22). Abandonó la carrera religiosa y mantuvo residencia en Solera y en El Congosto, localidad esta última donde en 1752, seguía viviendo, dedicado a la labranza. Casó en El Congosto el 4 de diciembre de 1735 -velaciones en Solera el 13 de febrero de 1736 con CATALINA GONZÁLEZ MERINO Y BACHILLER, nacida en El Congosto el 30 de marzo de 1716 y allí bautizada el 19 de abril del mismo año (hija de Agustín González Merino, natural de Chinchón, Gobernador de El Congosto y de Isabel Bachiller, nacida en Priego el 1 de noviembre de 1676. Nieta paterna de Pedro González Merino, nacido en Chinchón el 14 de marzo de 1627 y de María Millán, nacida en Palomares; bisnieta paterno-paterna de Pedro González, fallecido en Chinchón el 8 de agosto de 1644 y de doña María Merino; bisnieta paterno-materna de Juan Millán de Figueroa y de Ana Muñoz; nieta materna de Juan Bachiller, nacido en San Pedro de Palmiches, Priego el 19 de enero de 1630 y de Emerencia Checa, natural de Cañaveras; bisnieta materno-paterna de Pedro Bachiller Crespo y de Francisca Crespo). Fue hermana de Julián González Bachiller, colegial de San Clemente Mártir de Alcalá de Henares en 1727. Catalina González Merino vivía todavía en 1779. Tuvieron, al menos, los siguientes hijos:

 

XI. AGUSTÍN RUIZ DE ALBORNOZ GONZÁLEZ. Natural de Palomares del Campo hacia 1741. Fue Militar. Muy probablemente a él se deba la mejora de las casas principales de los Ruiz de Albornoz sitas en la calle de Ana Carrizo de Villar de Cañas en cuya entrada principal se colocaron las armas de su familia y la fecha de 1782, así como las remodelaciones del templo parroquial de la localidad. Agustín Ruiz de Albornoz, alegando su condición de descendiente de Alvar Ruiz, y siendo vecino de la Villa de Solera, pleiteó con dicha villa su hidalguía. Dándosele resolución favorable por la Chancillería de Granada por Real Provisión de Estado de fecha 18 de mayo de 1784 (ARCHG Sign. 301-137-92). Por escritura del 26 de junio de 1795 otorgada en Villar de Cañas ante el escribano Vicente de Palencia y Toledo, se obligó a poner a disposición de su hijo D. Eustasio la cantidad de 20 pesos mensuales durante el tiempo que éste se hallare de cadete, y 8 mas mensuales mientras fuera subalterno, así como a comprarle caballo, armamentos y lo necesario luego que Su Majestad se dignase hacerle oficial. En dicho documento manifiesta tener pendiente la solicitud de Cadete en el Regimiento Real de Dragones de la Reina. Era en dicho año vecino de Solera y teniente retirado en clase de disperso. El mismo día otorgó otra escritura ante el mismo escribano, en la cual se asentó exhibía el Privilegio de Hidalguía obtenido en la Real Chancillería de Granada, y que fue presentado en Solera el 14 de junio de 1784. Casó con MARIA FRANCISCA DE MARIANA Y TORRONTERAS [María Francisca Torrontera], natural de la Ciudad de Cuenca (hija de don Nicolás Antonio de Mariana, natural de Villar del Saz de Navalón y de doña Francisca Torronteras, natural de Cuenca y ambos avecindados en Cuenca). Tuvieron residencia en Solera, Cuenca y Villar de Cañas y fueron padres de:

 

XII. EUSTASIO Agustín RUIZ DE ALBORNOZ Y MARIANA. [también llamado Eustasio Albornoz y Torrontera, Eustaquio Ruiz de Albornoz]. Nació en Cuenca el 29 de marzo de 1778 y fue bautizado en la Iglesia Parroquial de San Esteban el 5 de abril de 1778 (AP. Lib. 1772-1792, Fol. 94v), fue apadrinado por su tío don Nicolás de Mariana. Fue militar de caballería. Se conservan de él, tres expedientes en el Archivo General Militar de Segovia, en el que consta su calidad de nobleza. Por dicha documentación sabemos que ingresó de cadete del Ejército el 1 de junio de 1795 y se incorporó al Ejército de Navarra, "con el cual asistió a los preliminares de la Guerra de Independencia, y los más importantes sucesos de ésta, desde 2 de mayo en Madrid y los realizados en Aragón y Cataluña, hasta que cayó prisionero cuando el sitio y capitulación de Valencia en 1812. Fue conducido a Francia ese año y restituido a la Patria en 1814 con el armisticio general. Volvió al servicio activo, que interrumpió sólo durante el período constitucional de 1820 a 1823". Fue agraciado como Caballero de San Hermenegildo el 28 de enero de 1816 y obtuvo las Cruces de: Zaragoza (25 noviembre 1814), del segundo Ejército (2 noviembre 1815) y del primer Ejército (27 de abril de 1829). Hasta 1829 anduvo en cuerpos activos, pasando luego a mandar la comandancia del cuerpo de carabineros de Costas y Fronteras con destino en el Reino de Aragón. Por carta suya pidiendo el retiro el 14 de junio de 1835 sabemos tenía nueve hijos dos de los cuales se encontraban en los regimientos primero y quinto. El 25 de noviembre de 1835 obtuvo retiro como Coronel graduado y Teniente Coronel Mayor del Regimiento de Caballería del Príncipe, con sueldo de 900 reales. Ramón Pardo Ruiz realizó una semblanza de su vida militar. Retirado pasó a Villar de Cañas donde falleció el 2 de julio de 1851. Casó con MARIA ROSA FIGUEROLA Y VILA, natural de Reus y fueron padres de los siguientes hijos (cabe constar que la tradición oral transmitió haber sido todos sus hijos militares, misma que recogió Ramón Pardo Ruiz en la obra citada, sin que hayamos podido documentar a todos ellos, como tampoco al noveno hijo/a que según su escrito tuvo. A partir de esta generación el grupo familiar simplificó el apellido por el de Albornoz):

OTROS RUIZ DE ALBORNOZ

[pendientes de clasificación]

 

 N. RUIZ DE ALBORNOZ. Cura del Campo de Criptana en la primera mitad del siglo XIX y tío de Isidro Ruiz de Albornoz y Rubio, abajo mencionado.

ANTONIO RUIZ DE ALBORNOZ (quizá Reillo). Quien al realizarse las comprobaciones al Catastro del Marqués de la Ensenada en 1761 declaró ser de 50 años (por tanto nacido hacia 1711), ejercer como labrador, tener casa en el barrio de Ana Carrizo y dos mozos para la labranza llamados Felipe La Plaza y Alfonso Illescas. Estaba casado con Bernarda del Pilar, nacida hacia 1712; y para entonces tenían 3 hijos:

ESTEBAN RUIZ DE ALBORNOZ. Al realizarse las comprobaciones al Catastro del Marqués de la Ensenada en 1761 (AGSimancas, DGR) declaró ser de 40 años, ejercer como labrador. Estaba casado con Josefa Tamais [sic], nacida hacia 1719; y para entonces tenían 6 hijos menores de edad.

FRANCISCO RUIZ DE ALBORNOZ. Al realizarse las comprobaciones al Catastro del Marqués de la Ensenada en 1761 se asentó haber estado registrado con el número 186.

ISABEL RUIZ DE ALBORNOZ (¿y Reillo?). Nació en Solera. Ya difunta en 1786. Casó con Francisco Herbías Aguirre. Nacido en Villar de Cañas. Fueron padres de:

ISIDRO RUIZ DE ALBORNOZ RUBIO. De quien Ramón Pardo Ruiz en su libro Historia y cosas de Villar de Cañas (Madrid, Madres Plaza Mayo 18, 1992, 57 p.) dice que nació en Villar de Cañas el 15 de mayo de 1813 y falleció en Madrid el 6 de octubre de 1856. "Educado a expensas de un tío suyo, cura que era del Campo de Criptana, hizo en Toledo los estudios de Humanidades y los de Teología en toda su extensión, como reclutado que había sido para la milicia eclesiástica, en la que obtuvo los primeros grados. La muerte de su protector y el cambio que traía a las ideas y a las costumbres la última restauración constitucional, sirvieron a don Isidro para abandonar su preconizada carrera y lanzarse a la vida seglar; más en consonancia con su temperamento y aficiones: era espadachín, galanteador y guitarrista. Fijóse desde luego en Madrid, inscribiéndose en el gremio literario, y de la pluma hizo el instrumento de trabajo, constituyéndose en obrero asalariado, atento principalmente a la satisfacción ineludible de las vitales necesidades. Así es que, a pesar de sus dejos de colegial-catalino, escribió en periódicos muy liberales, como "La Reforma" y "La Patria" y en otros tan reaccionarios como "La Regeneración" y "La Estrella", pero con más tiempo y más vocaciones, al parecer, en empresas y publicaciones militares. En este ramo el polemista teólogo llegó a crearse un lugar notable, tanto que en la obra dada a la luz por el señor [Manuel Juan] Diana en 1851, con el título de "Capitanes Ilustres y Revista de Libros Militares", se cuenta entre los escritores especialistas contemporáneos, a don Isidro Ruiz de Albornoz, director a la sazón de "El Militar Español"".

JOSÉ RUIZ DE ALBORNOZ, a quien Ramón Pardo, consigna como primo de Eustasio Ruiz de Albornoz y Mariana. Nació en Villar de Cañas en 1780. Militar de Infantería, de quien existe en el Archivo General Militar de Segovia un expediente en el que consta su calidad de noble de fecha 14 de noviembre de 1796, y era entonces subteniente del regimiento Provincial de Cuenca, con residencia en dicha ciudad. Fue hecho prisionero en la guerra de Independencia y como tal conducido a Francia en 1812. Obtuvo la Medalla de la Batalla de Bailén. El 6 de enero de 1816 obtuvo la Cruz de Primera Clase de San Fernando, y fue agraciado como Caballero de San Hermenegildo el 9 de marzo de 1817. El 30 de diciembre de 1819 consta usaba las cruces concedidas por las Batallas de Aranjuez y Almonacid. Pasó a la situación de excedente en la que se encontraba en 1824. Vivió asimismo en Villar de Cañas hasta la muerte de Fernando VII (1833). Para 1834 -al reintegrarse al Ejército- llevaba acumuladas 5 campañas y 25 acciones de guerra ascendiendo a Coronel de Infantería el 8 de septiembre de dicho año. En 1836, a los 56 años, disfrutaba el sueldo como Teniente Coronel de Infantería excedente. Falleció en Requena el 25 de noviembre de 1836. Para su biografía véase /gonz1/albornoz.htm artículo preparado por Gonzalo Mantecón.

JUAN DIEGO RUIZ DE ALBORNOZ. Nacido en Solera, Cuenca. En 1756 fue Colegial de San Antonio en Alcalá de Henares (AHN, Universidades, Lib. 1272, Fol. 13) y en la Academia de San José (AHN, Universidades, Lib. 562, Fol. 3).

JUANA RUIZ XIMÉNEZ ¿DE ALBORNOZ?. Al realizarse las comprobaciones al Catastro del Marqués de la Ensenada en 1761 se asentó haber muerto y sus bienes pasaron a Pedro Ruiz Ximénez Albornoz, quien fue asentado en las Respuestas Particulares con el número 341.

MARCOS RUIZ DE ALBORNOZ. Al realizarse las comprobaciones al Catastro del Marqués de la Ensenada en 1761 fue registrado con el número 82.

MARCOS RUIZ DE ALBORNOZ. Al realizarse las comprobaciones al Catastro del Marqués de la Ensenada en 1761 se asentó haber muerto. Estuvo registrado bajo el número 111 de dicho Catastro.

SANCHO RUIZ DE ALBORNOZ. [Probable hermano de Pedro Ruiz de Albornoz "el viejo", véase núm. V]. Casó con JERÓNIMA PINEDA, vecinos de Villar de Cañas. Padres de:

VÍCTOR RUIZ ALBORNOZ Y CARRILLO. Originario de Olmedilla del Campo. Nació hacia 1765. Siguió la carrera eclesiástica. Cursó diez años de Facultad mayor en el Colegio de San Julián de Cuenca. Presbítero. El 6 de septiembre de 1792 era capellán del Segundo Batallón del Regimiento de Infantería de Toledo y tres años más tarde el 15 de junio de 1795 "Director Único de Espíritu" del Colegio de Artillería. El 1 de febrero de 1804 Primer Capellán Párroco y en diciembre de 1813 Capellán Primero y Párroco de la Compañía de Caballeros Cadetes en el Quinto Regimiento del Cuerpo de Artillería Nacional del Departamento de Mallorca.

ANA MARÍA MORENO. Al realizarse las comprobaciones al Catastro del Marqués de la Ensenada en 1761 era viuda y contaba 33 años; (nacida por tanto hacia 1728). Tenía dos hijos menores de edad llamados Isabel y Juan.

ANA de Jesús [SANCHEZ] MORENO. Nacida en Villar de Cañas el 14 de enero de 1702 y allí bautizada el 29 por el Dr. D Basilio Moreno y Carrizo, cura de Zafra. Ya fallecida en 1786. Casó con JUAN ANTONIO GUTIÉRREZ, nacido en Villar de Cañas (Véase el apellido Gutiérrez). Padres de:

  * * * * *

Junto a los anteriores se han localizado otros individuos que aparecen mencionados en las fuentes sólo como Ruiz y que probablemente pertenezcan asimismo a la familia Ruiz de Albornoz, entre ellos están:

 Julián Ruiz [quizá de Albornoz]. Casó con Catalina de la Plaza. Padres de:

 Lic. D Juan Antonio Ruiz [quizá de Albornoz] nació en Villar de Cañas. Casó con Justina Lopemáez, natural de Villalba del Rey. Padres de:

  José Ruiz [quizá de Albornoz] casó con Ana María Moreno. Naturales ambos de Villar de Cañas. Padres de:

Fernando Saiz y Luca de Tena - Javier Sanchiz (IIH-UNAM)

 

Volver a Página Principal

Volver a Genealogía

© Copyright Gonzalo Mantecón Sáez - 26/08/03